TECNOLOGÍA IP DE VÍDEO INTELIGENTE EN LA INDUSTRIA DEL ACERO

Vigilancia visual de procesoscon ayuda termovisión

Para seguir el ritmo del desarrollo tecnológico de la industria 4.0, la industria del acero se enfrenta al desafío de reequipar las instalaciones analógicos y vincularlas con sistemas basados en IP, para posibilitar así una vigilancia visual continua de los procesos en la producción del acero.

Con más de 50 años de experiencia en el desarrollo y la producción de soluciones individuales para una vigilancia visual e integral de procesos, PIEPER es un socio fiable y especialista en el ámbito de los sistemas industriales de vídeo y seguridad. Mediante la amplia gama de cámaras y sondas para compartimentos de combustión se generan imágenes de alta resolución incluso en condiciones adversas e instalaciones de alta temperatura, que aseguran un flujo óptimo de producción y, así, proporcionan mayor eficiencia. La termovisión y la detección temprana de incendios permiten minimizar las fuentes de error y los riesgos para proteger tanto a las personas como las máquinas.

Del mineral al acero

Para conseguir el producto final duro como el acero se requieren complejas fases de producción en entornos de temperatura extrema, que se desarrollan de forma sostenible, correcta, eficiente y segura mediante una vigilancia visual de procesos con termovisión:

la fabricación de hierro en el proceso de altos hornos comienza en la coquería y en la instalación de sinterización. En primer lugar, el carbón se calienta en la coquería a más de 1000 °C y se evapora, con lo que se forma el coque. Para producir arrabio (hierro bruto), como importante sustancia auxiliar se necesita además escoria que se obtiene, entre otras formas, a partir del mineral de hierro y el coque. Los dos productos se funden a continuación en el alto horno a una temperatura de hasta 2200 °C convirtiéndose en arrabio y, por último, se afinan en un convertidor junto con chatarra de acero y aglutinante de escoria para formar acero bruto. El acero bruto, entonces, adquiere su primera forma en la instalación de colada continua. Se producen desbastes rectangulares, palanquillas o placas redondas, que al final de esta fase de producción se cortan en tamaños que puedan transportarse. En el tren de laminación en caliente se vuelve a calentar el acero bruto a una temperatura de hasta 1260 °C para laminarlo después en planchas. En el tren de laminación en frío, entonces, es posible reducir nuevamente el espesor a menos de un milímetro para el tratamiento posterior como chapa negra o eléctrica. La galvanización en caliente conforma la fase final de la fabricación de acero: el metal se recubre con cinc, que se funde a aprox. 450 °C, para proporcionarle resistencia a la intemperie y, con ello, protección contra la corrosión.

termovisiónde alta eficiencia


Sea en la coquería, el alto horno o la galvanización en caliente, para garantizar una cadena de producción fluida y segura en la industria del acero es imprescindible contar con una moderna vigilancia visual de procesos mediante termovisión. Las soluciones de alta gama de PIEPER satisfacen justamente esta necesidad de las instalaciones industriales modernas. Integrados en redes existentes, los sistemas basados en IP transmiten en directo imágenes de alta resolución a un puesto central de control, de modo que en todo momento se garantizan un mando completo y medidas tempranas de corrección.

Con ayuda de la termovisión de PIEPER se detectan de forma temprana, p. ej., focos de combustión lenta que pueden convertirse rápidamente en incendios durante el transporte de coque calcinado aún caliente. Si no se detectan, podrían ocasionar, además de daños inminentes a las personas y las máquinas, la parada de toda la producción y, en consecuencia, cuantiosos daños económicos.

Para evitarlo, las cámaras térmicas personalizadas registran y miden la temperatura en la planta siderúrgica y avisan de inmediato al puesto de control en caso de irregularidades. De este modo es posible tomar a tiempo las medidas correspondientes y eliminar el foco de combustión por enfriamiento antes de que se convierta en un incendio.

Así pues, los explotadores de instalaciones que depositan su confianza en soluciones inteligentes para la industria 4.0 estarán del lado seguro con la vigilancia visual de procesos y el uso adicional de la termovisión de alto nivel de PIEPER.

El arte de la ingeniería «Made in Germany»: PIEPER es el acompañante experimentado en la era de la industria digital 4.0. Una nueva generación de cámaras IP con capacidad de análisis permite tener a la vista de forma automatizada una gran cantidad de procesos mediante termovisión. Las cámaras se instalan de forma sencilla y se pueden conectar rápidamente a la red existente gracias a su facilidad de manejo. En un corto tiempo ya están listas para funcionar.

Optimización de la eficiencia y la calidad con la vigilancia visual de procesos y la termovisión de PIEPER. ¡Para dar un decisivo paso hacia delante!

Aseguramiento interconectado de calidad mediante vigilancia visual de procesos


Hasta el momento, muchos procesos en las plantas siderúrgicas se han supervisado de forma manual y, por tanto, solo puntualmente, por cuestiones de costes y análisis. Consecuencia de ello son una importante fuente de errores y casi ninguna posibilidad de automatizar procesos e interconectarlos de manera eficiente.